una de adultos

No hay nadie al volante. NADIE. Y tampoco hay frenos.

Advertisements