una del pasado

Y es que es de imbéciles esperar que dos algas gemelas se encuentren con tantos kilómetros de mar de por medio. Mar revuelto y océanos tempestuosos.

Y es que si se encontraran esas dos algas, no tardarían en ser separadas por las corrientes. Corrientes, remolinos y olas encabronadas.

Dos algas gemelas danzando a ritmo de agua salada en un infierno de vaivenes; siendo maravillosamente hermosas durante una milésima de segundo y perdiéndose después, para siempre, en profundidades oscuras que el hombre jamás llegará a descubrir.

No creas que no me acuerdo de ti. No creas que no deseo que estés bien. No creas que no espero, con todas mis fuerzas, que sigas siendo tú y que no hayas cambiado lo más mínimo. Alga o doppelgänger, adoración infinita.

jack 2

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s