una de materia

Grandes momentos en los que darías cualquier cosa por desaparecer, aunque fuera bajo las ruedas de un camión. Pudrirse en vida.

acabo de leer..

Las cartas de Jane Austen; sí, todas las cartas que se conservan de esta señora a la que adoro fervientemente, por lo general, la mayoría de las veces. Para ser un libro de más de 600 páginas la verdad es que mi conclusión sobre el mismo será breve: si alguien vuelve a intentar darme cualquier tipo de información sobre vestidos, le parto la vida en tres. Yo sé que era inteligente, sé que llevó una vida fantástica, que fue digna de recordar y de venerar pero, francamente, Jane Austen por carta era más pesada que cien kilos de mierda.

una de Hornby

“That’s the thing with the young these days, isn’t it? They watch too many happy endings. Everything has to be wrapped up, with a smile and a tear and a wave. Everyone has learned, found love, seen the error of their ways, discovered the joys of monogamy, or fatherhood, or filial duty, or life itself. In my day, people got shot at the end of films, after learning only that life is hollow, dismal, brutish, and short.”
― Nick Hornby, A Long Way Down

una del pasado

Y es que es de imbéciles esperar que dos algas gemelas se encuentren con tantos kilómetros de mar de por medio. Mar revuelto y océanos tempestuosos.

Y es que si se encontraran esas dos algas, no tardarían en ser separadas por las corrientes. Corrientes, remolinos y olas encabronadas.

Dos algas gemelas danzando a ritmo de agua salada en un infierno de vaivenes; siendo maravillosamente hermosas durante una milésima de segundo y perdiéndose después, para siempre, en profundidades oscuras que el hombre jamás llegará a descubrir.

No creas que no me acuerdo de ti. No creas que no deseo que estés bien. No creas que no espero, con todas mis fuerzas, que sigas siendo tú y que no hayas cambiado lo más mínimo. Alga o doppelgänger, adoración infinita.

jack 2